El país espera en enero 1,4 millones de dosis de Pfizer y de algún otro laboratorio que permitirán la inmunización del personal médico y avanzar con los ancianos. El primer grupo será el personal sanitario, calculan que unas 750.000 personas entre médicos, enfermeros, camilleros, limpiadores y todo aquel que esté en primera línea contra la enfermedad. El Gobierno calcula que con los antígenos proporcionados por Pfizer se cubrirá la inmunización de las batas blancas. Después, en enero, comenzará el turno de las personas mayores de 65 años y después a la población de cualquier edad que presente enfermedades sinérgicas con la covid-19, como la hipertensión, obesidad o la diabetes, muy acusadas en México. Finalizada esta ronda, entrarán los maestros, al menos en aquellos Estados donde ya se dan las condiciones para volver a las clases, como es el caso de Chiapas o Campeche, Estados que están en semáforo verde. https://elpais.com/mexico/2020-12-31/asi-es-el-camino-que-mexico-seguira-para-aplicar-la-vacuna-contra-la-covid-19.html