La mayoría de nosotras no solemos contemplar la creatividad como una de nuestras virtudes. Solemos pensar que esa virtud sólo la poseen personas con vena artística o dotados a los que se les nota a leguas la creatividad. Pero no es así, todas y cada una de nosotras tiene la capacidad de ser creativa a su manera, la cosa es que no nos creemos capaces de hacerlo y no la trabajamos.
image
Y la creatividad, cual si fuera un músculo, necesita ejercitarse para que pueda crecer, fortalecerse y conseguir su máximo potencial.